THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 6


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

6. EL GUION INDÍCA LOS INCISOS E INTERRUMPE BRUSCAMENTE UNA FRASE

Existen tres tipos de guiones: el guion breve (-), el guion medio (–) y el guion largo o larguísimo (—). Sigue leyendo

THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 5


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

5. NO ROMPER LOS PERIDOS EN DOS

En otras palabras, no usar los puntos en lugar de las comas: Sigue leyendo

THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 4


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

4. NO USAR LA COMA ENTRE PROPOSICIONES INDEPENDIENTES

Si dos o más proposiciones independientes, que no están separadas por una conjunción, juntas forman un periodo complejo, el signo de puntuación más apropiado es el punto y coma: Sigue leyendo

THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 3


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

3. ANTEPONER LA COMA ANTE UNA (EVENTUAL) CONJUNCIÓN COORDINANTE Sigue leyendo

THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 2


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

2. LAS INCIDENTALES DEBEN ESTAR ENCERRADAS ENTRE DOS COMAS.

El mejor modo de conocer un país, si no se tienen problemas de tiempo, es caminando.

Es una regla difícil de aplicar: no siempre es fácil establecer si una frase o una palabra, sin embargo por ejemplo, sea o no de considerarse una incidental. Sigue leyendo

THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 1


Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

CAPITULO I: ELEMENTALES REGLAS DE USO

 

En este capítulo William Strunk jr habla de la puntuación y de sus reglas. Su intento es el de codificar un territorio anárquico del cual se ha escrito poco y bien, Sigue leyendo

13 MARZO 2015: COMO GATO ENLOQUECIDO


Autor: Blogracho

Los cuarenta y cuatro minutos ya pasaron y yo apenas estoy iniciando este post. Cómo quisiera volver a inicios de este año y mirar la televisión un viernes por la noche en completa calma o caer rendida poco después de las diez de la noche. Olvidarme que hice un compromiso contigo y que quizás soy la única que lo recuerda y a la única a la que le importe. Me repito que es inútil: que para escribir un gran mojón de palabras es mejor no escribir nada. Pero en el intento de auto-doblegarme esta idea salta como un gato enloquecido – y los gatos nunca se equivocan – respiro y me recuerdo que un día te prometí que crearía un vínculo contigo, que te hablaría todos los días a media noche de Italia, y es eso lo que estoy haciendo.

Pero el escritor es humano y su vida es como la de cualquier personaje de un libro, y yo no soy más que otro personaje de este libro infinito; que al autor de este libro no le convence de mí esto o aquello y que está probando a limarme, a quitarme los excesos y a completarme con lo que me falta, que me está modelando.

Hoy estoy abatida.  Me alegra no haberte fallado, pero siento no haber hecho lo mejor que podía.

05 MARZO 2015: EN TODAS LAS CONJUGACIONES POSIBLES


Autor: Blogracho

¡Hoy dos meses del blog! Todo del puta madre – en todas las conjugaciones posibles: sacadera de puta, sacadera de madre, del hijuemadre – y así sucesivamente.

Gratificante sí, pero extenuante.

Tanto lo aprendido, tanto lo mejorado, que una semana no me bastaría para contarles todo. Pero de una cosa quisiera hablarles, algo que me ha golpeado como resaca con vino de mesa.

Alguien cercano a mí, y que leyó mis post apenas supo que andaba de bloguera, me dijo que no me reconocía, que escribía en modo triste y como alguien insatisfecho y reprimido. Y tanto para completar la resaca, como cuando se tiene que trabajar al día siguiente, me preguntó si yo era feliz.

Para tranquilidad de esta persona, sí, y sigo siendo la misma de hace diez o quince kilos atrás. Esa a la que la vida no le da problemas, le da solo oportunidades. Esa que está en el top ten de las diez preferidas de Dios. Esa que ve siempre el vaso lleno y con unos hielitos picados, hojitas de hierbabuena (a veces hierba de la buena), azúcar de caña, que el ron no lo ve porque va mezclado con el agua y limoncito.

El punto es que escribir literatura, no es como escribir un diario. Y eso es lo que yo intento, escribir literatura, a través de textos donde pongo en práctica lo aprendido. Pero me pregunto, por qué no. Si escribiera un poco de mí misma, no un diario, pero algo donde comparta más detalles de esta experiencia de escritor que da sus primeros pasos, quizás no resultaría muy triste y podría regalar un poco de mi optimismo y de lo poco que sé y sin dudas me resultaría más fácil escribir. Una especie de On writing de un blogracho…  Volviendo a poner los pies sobre la tierra y antes de finalizar, gracias a todos mis blogros y blogueros. Los resultados obtenidos para muchos será poco, para pocos será mucho, para mí una confirmación que tengo que seguir escribiendo, con o sin literatura.

28 Febrero 2015: PREMIOS OSCAR DE LITERATURA 2015


Autor:Blogracho

Y el ganador de la categoría: ESCRITOR NOVEL EMERGENTE Y AUTOR DE BLOG MÁS ENTUSIASTA Y PROMETEDOR, en esta Primera Edición de las auto-nominaciones a los Premios Oscar de Literatura 2015, eessss…

¡Indira por Blogracho!

(Indira se dirige al escenario para recibir el Tintero de Oro – con su corazón ciego de nacimiento que viste rojo Valentino que le late cada vez más y más fuerte al ritmo del bombo, bom-bom, bom-bom, bom-bom – recibe la estatuilla y se sonroja…)

¡Oh!… un gracias inmenso a este momento de bloqueo y al noticiero que pasó la entrega de los Premios Oscar. Espero que en este discurso improvisado la emoción no me juegue una mala pasada, y se me olvide agradecer a todos aquellos por los que me ha sido posible estar aquí hoy. Empiezo sin orden de importancia para el resto, pero si para mí, a agradecerme a mí misma. Por sacarme la puta madre escribiendo todos los santos días, aunque solo llegue a publicar cuatro líneas. A mis seres queridos y familiares; y justo para no dejar afuera a ninguno, comienzo desde Adán y Eva, los incas, los Shuar de la Amazonía, al cholo y al montubio de la costa ecuatoriana y a mis bisabuelos italianos por los genes y malos genes heredados; a mi marido y mis hijos por ser fuente de inspiración. A todos los que fueron o son mis amigos, enemigos, amores, desamores, vecinos, alejados, profesores y antiprofesores, de donde agarro de vez en cuando y casi siempre algún detalle para mis microcuentos. A los autores que leí y no pude terminar de leer en mis años juveniles pero que se me quedaron impregnados: Icaza, Hemingway, Gabo, Vargas Llosa, Ana, Bécquer, Dante, Cervante, y a los varios profetas de la Biblia que me obligaban a leer en el cole. A Patricia Arquette por haber reivindicado la igualdad social y salarial de las mujeres – apelo que extiendo con la relativa urgencia a mis jefes; y a todas las mujeres por ser hembras y mantener en pie el mundo. Un gracias especial a aquellas que han reaccionado y han actuado y han hecho de este mundo una esfera que aunque sigue dando vueltas en su propio eje, no para nunca de innovarse: Eva, Cleopatra, Juana, Teresa, mi tocaya, Margaret, Édith, Frida, Coco, Alice, Gabriela, Flannery, etc., etc. Y para finalizar, a la lengua española, donde la letra V representa un fonema consonántico labial y sonoro, idéntico a la B – por lo que, a este punto del discurso, exijo que se me aclare si en esta categoria del Premio Oscar de Literatura, Novel ¿es con b grande o v chica?…

.

* Wikipedia

05 Febrero 2015: ME GUSTA CUANDO TE GUSTO


Autor: Blogracho

Hace un mes me embarqué en esta aventura, y fue como zarpar en una de las carabelas de Colón. Pero no caí ni en la Niña, ni en La Pinta, ni en La Santa María; WordPress, esa fue mi nave.

Y si Colón descubrió América, yo me descubrí a mí misma en un nuevo mundo, que al cabo de un mes obtuvo: 1150 visitas, seguidores vía email 405 y blogueros 134, y 130 me gusta. Para muchos será poco, para pocos será mucho, para mí una confirmación de que tengo que seguir escribiendo, porque escribir es lo mío, porque escribir me gusta.

Y me gusta cuando te gusto, porque para mí es una recompensa a mi esfuerzo. Y me gusta aún más cuando vuelvo a gustarte porque aprendo a conocerte. Sé que uno de mis blogueros ama la ironía; que una es una romántica inexorable; otra es muy joven y tiene una mochila llena de sueños; sé que uno es un ilustre caballero y usa las buenas maneras para corregirte; que una se siente un poco grande para estar en éstas cosas pero ignora que tiene un espíritu fresco; uno es un gran poeta y yo adoro su poesía. Y ahora sé también que no soy la única a experimentar los traumas de la pubertad por la que atravesamos los escritores nóveles. Sé que a 405 he intrigado y que estoy tratando de descubrir qué cosa pudo haber sido.

Me gusta haber descubierto mi nuevo mundo, porque me estoy enriqueciendo con solo cuarenta y cuatro minutos al día.

Me gusta porque cada día me despierto con ganas de hacer mejor mi trabajo para poder llegar a mi casa y trabajar en lo que me gusta.

Me gusta porque ahora doy valor al tiempo, y he aprendido que diez minutos al día dedicados a cada uno de mis hijos haciendo lo que a ellos les gusta, valen más que mandarlos a las mejores universidades. Y me gusta porque con mi marido hago lo mismo, porque un matrimonio al fin y al cabo es como una novela que hay que ir construyendo todos los días.

Me gusta cuando recibo un mensaje porque siento que puedo comunicar con alguien y que lo que he escrito a alguien ha llegado; y me termino por convencer de que el mundo tiene ganas de hablar a pesar de lo que se dice, que la gente no comunica. Es que el Mundo sigue siendo el mismo, lo único que ha cambiado son los medios.

En algún libro leí que los lectores de Charles Dickens abarrotaban las calles en espera de la nave que llevaba los episodios de sus historias en América. Y cuando terminé de leer el párrafo pensé que eso era magnífico, lo máximo que le podía sucederle a un escritor. Y entonces volví a soñar y me decidí a zarpar en esa nave.