17 ABRIL 2015: ES RÚSTICO


Autor: Blogracho

Otra persona te está sacando de mis pensamientos. Es rústico, como la hierba selvática que inadvertidamente crece en un campo desolado; no como amor, pero que amenaza con llegar a serlo. Que me nutre como un fertilizante. Que me da vida como el aire rociado por una piel de césped y que me desespera en la espera de verlo pasar, de sentarnos cada uno en su mesa y desde nuestros puestos marcar una línea imaginaria ondulada que danza con nuestras coqueterías. Hablar de todo, como cuando los dos hablábamos. Ese alguien, no te está sacando de mis pensamientos, te está restituyendo.

BLOGRASOFANDO CON ARISTÓTELES


Autor:Blogracho

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

Aristóteles

 ¿Pero cómo adquiero el coraje para trabajar en lo que amo?

20 MARZO 2015: ECLIPSE


Autor: Blogracho

Nuestro destino es el de un eclipse. Como el del Sol y la Luna. Dos locos desatados condenados a estar cada uno por su lado, recorriendo el mundo en un día, cada día, por la eternidad, por rumbos diferentes. Sin dejar de pensarse. Uno lunático y el otro estrellado que cuando se encuentran frente a frente sus ojos chispean lava, hacen el amor y acaban con todo esa pasión reprimida. Luego cada uno sigue con su vida haciendo lo que debe; y la Luna continúa a pensar en el Sol todos los días y el Sol siempre ahí, sin perder la esperanza que algún día la Luna vuelva para quedarse.

12 MARZO 2015: ENFOSCANDO EL ABISMO


Autor: Blogracho

En días como hoy tengo la certeza que jamás llegaremos a enfoscar el abismo que nos provocó tu indecisión y la mía de amarnos. En días como hoy te odio y me odias porque no supimos entender que estábamos hechos el uno para el otro. En días como hoy ni tú ni yo quisiéramos encontrarnos porque ninguno de los dos regresaría a casa.

27 Febrero 2015: SIN REPROCHES


Autor: Blogracho

Esa tarde de primavera, cuando me llamaste. Si hubiese hecho lo justo, quién sabe si con el tiempo me lo hubiese reprochado, y si todavía te amaría; pero como hice lo correcto, aún te amo. Porque el amor es eterno mientras dura.

A Gabo*; porque escribías con sabiduría, y la sabiduría, desde el principio de los tiempos, es eterna.

*Sólo vine a hablar por teléfono, Gabriel García Márquez

25 Febrero 2015: EN TODAS MIS VIDAS


Autor: Blogracho

A veces tengo la impresión de que ya he vivido. Es un momento. La duplicación de un instante. Un flash imaginario. Entonces me pregunto: ¿y si no fuese mi primer vida?… Y me pongo a pensar en lo que no hice y me arrepiento de no haber hecho y en lo que me gustaría volver a hacer, si tuviese la oportunidad de repetir esta vida; y siempre concluyo en lo mismo: me quedaría, te detendría, te amaría y mil veces te amaría y te volvería a amar, en todas mis vidas.

23 Enero 2015: TENGO QUE CANCELARTE


Autor: Blogracho

Tengo que cancelarte de mis sueños. El único lugar donde has tenido morada en estos años. Donde nuestros corazones podían reencontrarse sin que los latidos del remordimiento nos acusaran de magnicidio. Donde volvíamos a ser fieles el uno al otro. Pero anoche, anoche superamos todo límite. Peor aún, nuestros límites.

08 Enero 2015: PIDO DISCULPAS


Autor: Blogracho

A mis lectores imaginarios porque elaborar buen material en solo cuarenta y cuatro minutos, por micro que sea, es una faena absurda, y en mi caso soberbia e irrealista.

Dicen que para aprender a escribir hay que leer mucho; y para escribir bien, tener buenas bases gramaticales y escribir sin cansancio hasta que el callo del dedo medio te lata al unísono con los latidos del corazón.

De todas estas cosas yo no le atino ni de refilón a ninguna.

En efecto, la escritura para mí es como un amor tardío. De esos que te llegan después de haber probado el calor de otras bocas, la seguridad de otros brazos, el júbilo de compartir una tarde en bella compañía. La desolación del abandono. La gangrena de una traición. La hepatitis de un amor prohibido.

Te refugias en la familia y vives para colmar sus aspiraciones que parecen tener un hueco en el fondillo porque nunca es suficiente. Entonces en el día menos pensado, después de una habitual jornada de trabajo, inmersa en tu dulce vacío, notas una servilleta de papel, recoges el lapicero que alguien lo tiró al piso con la certeza de que tú la recogerías y lo pondrías en su lugar y empiezas a escribir cuánto te sientes solo y ese lector imaginario te escucha sin juzgar tus palabras, tus acciones, tu tristeza. No ríe de tus sufrimientos. Sostiene tus sueños. Te siente.