17 ABRIL 2015: ES RÚSTICO


Autor: Blogracho

Otra persona te está sacando de mis pensamientos. Es rústico, como la hierba selvática que inadvertidamente crece en un campo desolado; no como amor, pero que amenaza con llegar a serlo. Que me nutre como un fertilizante. Que me da vida como el aire rociado por una piel de césped y que me desespera en la espera de verlo pasar, de sentarnos cada uno en su mesa y desde nuestros puestos marcar una línea imaginaria ondulada que danza con nuestras coqueterías. Hablar de todo, como cuando los dos hablábamos. Ese alguien, no te está sacando de mis pensamientos, te está restituyendo.

13 ABRIL 2015: SU NOMBRE ERA EL VIAJERO


Autor: Blogracho
Concurso: IV Concurso de Microrrelatos
Tema: libre. Frase de inicio: El viajero está echado...    
Ente organizador: Fundación Pública Gallega Camilo Jose Cela

El viajero está echado, boca arriba, sobre una chaise-longue forrada de cretona. El Viajero, el trigueño de ojos verdes; ese al que le gustaba tomar la habitación que da al río. El que un día desembarcó de su camión esa silla donde se pueden estirar las patas y la hizo poner en su habitación preferida. Ese al que doña Juliana no le dijo nada porque no hay que contradecir a los clientes, sobre todo si son fieles, pagan y no se emborrachan. Ese al que me entregué en esa silla transexual – así dijo el viajero que se llamaba – porque era una silla que soñó con ser cama. Ese con el que no volvimos a hacer el amor en la hamaca. Ese que un día me dijo que su nombre era Chaise Longue y que me lo escribió en una servilleta para que no lo olvidara. Ese al que después de terminar en la cocina yo le subía la fruta, el café y me le entregaba. Ese que es un salvaje, un poeta, un señor, un viajero. Ese que dejaba caer su cabeza en mi pecho desnudo. Ese que yo escuchaba embelesada cuando me leía sus poemas. Ese al que un día marcado por la desgracia encontré inconsciente y al que nadie socorrió ni acudió en su ayuda pese a mis gritos desesperados: el Chaise Loungue está echado, boca arriba, sobre una transexual forrada de cretona… ¡Si solo lo hubiese llamado por su nombre: “El Viajero”!

Felicitaciones a los ganadores de la Mención Especial del Público. De mi parte ya me siento ganadora por haber entrado en el 20% de los microrrelatos más votados. 
¡Gracias a ese voto anónimo! - dondequiera que esté. Me ha abierto un mundo de posibilidades... y quién sabe si esta sea la vez buena.

11 ABRIL 2015: 23:59


Autor: Blogracho
Concurso: I Certamen de Microrrelatos de Amor
Tema: Amor no correspondido
Ente organizador: Letras como espada

Son la 23:59. El peor de los amores no correspondidos es el desamor de una madre. Es un hecho. Como te va en los primeros meses de vida, así será el resto de la misma. Abortó cinco veces y después llego yo, guerrero de renacuajo. Después del tercer aborto no se hacía ninguna ilusión de poder tener un hijo y cada vez que le moría uno quedaba desbastada. Ahora tengo 47 y una madre que todavía teme que yo de un día al otro muera. No pierdo la esperanza, sé que en mi otra vida naceré en otro vientre.

¡Enhorabuena a los ganadores! 
No gané, pero igual estoy contenta por haber participado y porque mi microrrelato ha sido seleccionado para la recopilación.

28 MARZO 2015: DEMASIADO DULCE


Autor: Blogracho

Ellos lo único que hicieron fue ofrecerle un helado. Él miraba las cubetas con ojos de brillantina. ¿Cuál quieres? El más grande, respondió. El cono era dos veces su mano de canela; y con la misma voracidad con la que lamía los gustos melosos de caramelo, comenzaron a chorreársele humedeciéndole los dedos resecos. Solo después de ocho años tuvieron noticias de él. El niño con manos de canela es sus delirios de agonía les había enviado un mensaje: díganles que ya no puedo más con ese helado, demasiado dulce para un ángel.

27 MARZO 2015: EL LEON Y EL TORO


Autor: Blogracho

Ella mira al futuro en los ojos y como un león erguido lo desafía y le dilata las pupilas. Y el futuro la empuña de un salto y juega con ella al torero, mueve el capote y el público aplaude. El toro se levanta. Fija al público, saluda a la luna, y se deja atrapar por los designios de la corrida.

20 MARZO 2015: ECLIPSE


Autor: Blogracho

Nuestro destino es el de un eclipse. Como el del Sol y la Luna. Dos locos desatados condenados a estar cada uno por su lado, recorriendo el mundo en un día, cada día, por la eternidad, por rumbos diferentes. Sin dejar de pensarse. Uno lunático y el otro estrellado que cuando se encuentran frente a frente sus ojos chispean lava, hacen el amor y acaban con todo esa pasión reprimida. Luego cada uno sigue con su vida haciendo lo que debe; y la Luna continúa a pensar en el Sol todos los días y el Sol siempre ahí, sin perder la esperanza que algún día la Luna vuelva para quedarse.

14 MARZO 2015: LOS AMIGOS Y EL TIEMPO


Autor: Blogracho

Hay amigos que, por más que pasen los años y el tiempo los distancie, nunca pierden su esencia. Y cuando los encuentras es como subirte a una rueda moscovita que va en retroceso; el tono de la voz, los gestos, las expresiones del rostro, te trasladan a esa etapa donde gozaste de su compañía, de su apoyo, de sus críticas y de sus camaraderías. Y te das cuenta que hay cosas que el tiempo se empecina en mantener intactas.

12 MARZO 2015: ENFOSCANDO EL ABISMO


Autor: Blogracho

En días como hoy tengo la certeza que jamás llegaremos a enfoscar el abismo que nos provocó tu indecisión y la mía de amarnos. En días como hoy te odio y me odias porque no supimos entender que estábamos hechos el uno para el otro. En días como hoy ni tú ni yo quisiéramos encontrarnos porque ninguno de los dos regresaría a casa.

11 MARZO 2015: ANTES O AHORA


Autor: Blogracho

Antes no temía y no sabía nada.

Antes osaba y no conocía el sufrimiento.

Ahora temo y sigo sin saber nada.

Ahora no oso y conozco el sufrimiento.

Antes o ahora, qué cambia.

09 MARZO 2015: OLOR A LIBRO


Autor: Blogracho

Cuando leo un libro me gusta sentir el olor que tiene. Cada libro tiene un olor característico, semejante al del ser humano y al olor que emana su cuerpo. Único, como las huellas dactilares. Antes de penetrarme con la historia, lo observo desde afuera y me gusto las sensaciones que me procuran el color de su portada y el tamaño de su título. Pocas veces me he equivocado: la portada dice mucho de su contenido. No cuanto sea grueso; para una amante de las historias cortas, la dimensión no cuenta. Luego lo abro instintivamente y apoyo mi dedo en cualquier parte, donde caiga, y lentamente, comienzo a leerlo. Me limito a una frase o a un párrafo. Catarlo la primera vez en este modo es emocionante, es como espiar a alguien al improviso en cualquier momento de su vida; y aunque parezca mentira, me basta husmear un párrafo para entender si lo que tengo en mis manos es un perfume o agua de colonia, si se me quedará impregnado o se volatizará apenas terminado. Pero hasta las aguas de colonia son fragancias. Cuando leo, resalto aquellas frases o escenas que me gustan – llegando a tener libros que terminan como grandes pájaros colorados. Pero lo que más disfruto cuando leo un libro, es cuando una frase o una escena queda vibrando para siempre en mi memoria. Es como haberme rociado un perfume indeleble. Se puede evaporar de mi memoria gran parte de la trama, pero esa frase me quedará vibrando para siempre. Cuando esto me ocurre, es como alcanzar el clímax – mejor todavía – porque este no acaba.