Cuando aniego


Cuando aniego en el agua salada de mis lágrimas yo revivo.

¿Qué más dulce y más amargo puede haber de las propias lágrimas?, allí donde residen las ilusiones de un ayer desvanecido en el libro de las memorias y de un mañana rociado del fulgor de los pensamientos.

Ha sido solo cuando he caído que he catado el gozo de la gloria y he sentido la paz y la serenidad del ser nada.

EL ESCRITOR HEREJE


Escribir de panza es una herejía en esta profesión.

¡Y qué más da si soy hereje! Sí, escribo de panza y aun así solo Dios sabe cuanto me ha costado alumbrar este par de frases mal cortadas; pero la cosa no me preocupa, si hasta el mismo Gabriel, siendo ya García Márquez, podía pasarse un día entero quitando y poniendo la misma coma y es que, escritor que respete el oficio, escatimará el uso de las palabras y de los signos como al agua en tiempos de sequía.

Si el reto no está en franquearse, que es la estrategia que yo estoy usando para poder arrojar algo, lo que realmente cuesta es enfrentarse después a tanta escoria aunque a la larga se le agarre el gusto y, supongo, que no haya nada de malo en ello: escribir como si no hubiese límite a la idiotez siempre que, a la hora de corregir, se lo haga con la esencialidad del hombre de las cavernas y la sinceridad del de las tabernas.

¡Un 2018 en éxtasis!


Lo que único que me extasiaba de “Sex and the City” era cuando Carrie escribía su artículo.

Han pasado por lo menos quince años y sigo probando esa sensación ¿cómo escribir lo que pienso sin pujo y sin vergüenza? Sin temor a la crítica, al ridículo, a sentirme inexperta, ignorante y no adapta. Sin nada que contar ni aportar.

Esa era yo. Ahora me acepto. Con faltas de ortografía y sin títulos, transpirando soledad y no tabaco. Sintiéndome en compañía de amigos que no conozco en esta búsqueda continua de respuestas del ser y su razón de ser en esta vida…

Me faltaba solo una cosa: lanzarme. Me he auto-extasiada.

¡Feliz 2018!

29 ABRIL 2015: NI SABER DE ADIÓS, NI OLER A PAUSA DE REFLEXIÓN


Autor: Blogracho

Este post no debe ni saber de adiós, ni oler a pausa de reflexión. No es un adiós porque seguiré escribiendo, ni es una pausa de reflexión porque no estoy buscando un modo diplomático para terminar con una relación: yo no dudo de mi amor por la escritura. Es un post para contarte como están las cosas.

La semana pasada que no pude escribir por temas personales tuve la oportunidad, a más de reposarme, de reflexionar sobre la importancia del blog, de la escritura y otros aspectos primordiales para mí; y no sé si por casualidad o porque era lo que yo estaba buscando y necesitaba en ese momento, llegó a mis ojos esta frase: proyecta bien tu vida y sigue adelante con confianza.

Y es por esto que en este momento es necesario que yo desacelere, no sin antes informar a mis lectores que esa promesa – hecha con la ilusión de crear un vínculo publicando todos los días a media noche – no puedo seguir manteniéndola.

Por el momento no sé con qué periodicidad lograré publicar, pero me esforzaré a continuar con las publicaciones de “The Elements of Style” todos los martes y miércoles.

Hasta la próxima.

20 ABRIL 2015: DADME UN BALCÓN Y SERÉ PRESIDENTE


Autor: Blogracho

José María Velasco Ibarra[1] dijo: “Dadme un balcón y seré presidente”.

Yo te digo: “Dame diez palabras y seré una escritora”.

Regálame diez palabras: las que se apoderen de tus pensamientos en este momento o aquellas que representen algo para ti o aquellas que detestas o aquellas que amas o de cada una de estas categorías; tuyas, robadas, profundas o superficiales. Simplemente, escríbeme diez palabras, y daré lo mejor de mí para regalarte un cuento.


[1] José María Velasco Ibarra (Quito, 19 de marzo de 1893-30 de marzo de 1979) fue presidente del Ecuador por elección popular en cinco ocasiones, en dos de estas se autoproclamó Dictador. (Wikipedia)

07 ABRIL 2015: TERCER ANIVERSARIO


Autor: Blogracho

Ayer Blogracho cumplió tres meses, y las estadísticas del Blog no pintan mal:

statistiche

La que pinta mal en estos días soy yo… Estoy pasando por lo que yo he decidido llamar “una crisis de identidad gratuita”.  Sigue leyendo

17 MARZO 2015: NO POR DOLCE & GABBANA, NO POR ELTON JOHN, NO POR RICKY MARTIN, POR EL MUNDO


Autor: Blogracho

Gandhi

A veces creemos que porque somos personas corrientes, nuestra opinión no tiene ni vos ni voto en esta sociedad. Que temas como la fecundación in vitro, madres subrogadas y adopciones por parte de familias homosexuales, son argumentos que deben afrontar solo el papa, los ricos, los famosos y los gay.

Nos olvidamos que los ricos, los famosos, los homosexuales y hasta el mismo papa son gente común; humanos como cualquier otro humano que para vivir necesitan respirar, beber, dormir y defecar – al igual que nosotros y como nosotros – y que ni ellos ni nosotros podemos vivir como se nos da la gana.

Nos olvidamos que tenemos el derecho de vivir en un mundo intelectualmente honesto – moralmente honesto – lo que significa que si queremos que el mundo cambie tenemos que empezar ese cambio por nosotros mismos; que habrán cosas que nos gustaría hacer y que probablemente podríamos hacer para satisfacer nuestros deseos, pero que al no ser moralmente honestas porque no contribuyen positivamente a solidificar los cimientos de la familia, no deberíamos hacerlas.

Y en pos de esa honestidad moral e intelectual me pregunto qué es lo correcto para el hombre, para su bienestar y el de la sociedad y antes los ojos de Dios. Qué tengo que responder a mis hijos si me preguntan si los niños concebidos con fecundación in vitro son de plástico, y si es justo que dos personas de igual sexo se amen y si una familia homosexual tiene derecho a tener hijos…

Le diría que esos niños no son de plástico, como tampoco lo fue Jesús – el primer ser concebido en un vientre subrogado. Que la ciencia se ha demorado solo dos mil años en descubrir la inseminación artificial, y que si Dios en toda su omnipotencia se sirvió del vientre de una mujer para tener a su hijo, quizás el mensaje que nos quiso dar fue que bien vengan los avances científicos que donan la vida – en el vientre materno con tanto de ovulo y espermatozoide.

Qué si dos personas del mismo sexo se pueden amar, pienso que sí. Si el amor nace entre dos personas de forma natural, sin químicos ni conservantes, quién es el hombre para oponerse.

Si es justo que dos personas del mismo sexo tengan hijos, le diría que si la naturaleza no lo ha hecho posible ni la ciencia tampoco ¿por qué hacerlo? Y si hasta el mismo Dios con toda su sabiduría renunció a crecer Él mismo a su hijo y lo puso en el seno de una familia compuesta por una madre y un padre aunque no biológico, si Él siendo espíritu quiso que su hijo creciera contemplando la figura carnal materna en una mujer y paterna en un hombre, si el mismo Dios con todo su poder e supremacía renunció a criar solo a su hijo para hacerlo crecer en una familia clásica donde el hombre es cabeza y la mujer el cerebro, (broma feminista aparte) quizás ese el patrón de familia que Dios quiere que exista en este mundo.

PS. Dicho esto, le diría a mis hijos que en pos de la honestidad intelectual y moral, respetaré y aceptaré si ellos tienen una opinión diferente a la mía. Este es mi punto de vista, y lo que quiero promover (en mis hijos y en mi entorno) es a pensar en ciertos temas importantes para la familia, a emitir un criterio al respecto y respetar el de los demás.   

Los italianos Domenico Dolce y Stefano Gabbana comentaron durante una entrevista con la revista italiana Panorama -http://www.jornada.unam.mx/2015/03/16/espectaculos/a13n2esp

13 MARZO 2015: COMO GATO ENLOQUECIDO


Autor: Blogracho

Los cuarenta y cuatro minutos ya pasaron y yo apenas estoy iniciando este post. Cómo quisiera volver a inicios de este año y mirar la televisión un viernes por la noche en completa calma o caer rendida poco después de las diez de la noche. Olvidarme que hice un compromiso contigo y que quizás soy la única que lo recuerda y a la única a la que le importe. Me repito que es inútil: que para escribir un gran mojón de palabras es mejor no escribir nada. Pero en el intento de auto-doblegarme esta idea salta como un gato enloquecido – y los gatos nunca se equivocan – respiro y me recuerdo que un día te prometí que crearía un vínculo contigo, que te hablaría todos los días a media noche de Italia, y es eso lo que estoy haciendo.

Pero el escritor es humano y su vida es como la de cualquier personaje de un libro, y yo no soy más que otro personaje de este libro infinito; que al autor de este libro no le convence de mí esto o aquello y que está probando a limarme, a quitarme los excesos y a completarme con lo que me falta, que me está modelando.

Hoy estoy abatida.  Me alegra no haberte fallado, pero siento no haber hecho lo mejor que podía.

07 MARZO 2015: CARTA A EL MATALLANA


Autor: Blogracho

Pero estar triste no tiene nada de malo, todas las emociones son válidas, son vida.

https://elmatallanadotcom.wordpress.com/

Estimado EL MATALLANA, hay algunos comentarios que me llegan particularmente, el tuyo es una de ellos.

Concuerdo contigo. De la tristeza, se puede y se debe aprender mucho, porque la tristeza es como el fuego y el fuego quema consume destruye da calor y da vida.

La tristeza es como una sutil línea imaginaria fácil de traspasar que te puede atar sin que te des cuenta. Una línea que demarcada la cancha de fútbol donde se juega la vida; en una mitad de la cancha se alternan las emociones, desde la alegría, la tristeza, el empuje, el desaliento, la derrota, la victoria, el placer, el hastío, la certeza, la inseguridad, la paz, la agitación – porque como tú dices, las emociones son vida; y en el otro lado de la cancha está la tristeza como una pelota fija, inmóvil, enterrada en el césped, abatida, iracunda, sin espíritu – muerta en vida.

Todos tenemos el derecho obligatorio de estar tristes, porque si hay tristeza es señal de que hubo alegría, y de ambas cosas está hecha la vida; pero de ser un ser triste tenemos que huir, porque eso mata.

En la vida hay que aceptar ciertas cosas, rechazar otras, conciliar con unas y perseverar por otras, pero jamás debemos dejarnos doblegar de la tristeza. Tenemos que rechazar que sea parte de nuestro ser para que no acabe con nuestras ganas de vivir, de tropezar, de levantarnos y de seguir caminando. Podemos aceptar caminar cojos porque al fin y al cabo seguiremos caminando, pero no podemos vivir tristes por ser cojos. Podemos conciliar el tener que ajustarnos los cinturones y vivir como no queremos a cambio de poder dormir y vivir tranquilos. Podemos sentirnos frustrados porque muchos nacen en cunas doradas o con talento innato, mientras a algunos nos toca nacer por casualidad y derramar gotas de sudor hasta del meñique para alcanzar nuestros sueños. Pero es el perseverar lo que construirá nuestro carácter en cimientos sólidos para que, cuando lleguen los días de tristeza, nos demos cuenta cuando hayamos traspasado esa la línea imaginaria y volvamos a ese lado de la cancha que da vida. Quizás es ahí donde está el meollo de la felicidad ¿no crees?

A propósito de Zukunftsmusik, qué palabra, qué post.

Me has iluminado. Era eso lo que la faltaba a mi futuro – ¡música! Y con la anexión que le he hecho, ahora sí que me gusta como suena. Ecco mi Zukunftmusik: cuando llegue a 144.000 seguidores renunciaré a mi trabajo, me dedicaré a ser una escritora full time y donaré el diez por cien de las ventas para ayudar a aquellas personas sin Zukunkftmusik y a volver a ese lado de la cancha que dona vida.

Por siempre grata,

Indira

https://elmatallanadotcom.wordpress.com/2015/03/07/zukunftsmusik-o-musica-del-futuro/#respond

Zukunkftmusik: “música del futuro”.