THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 4

Traducción & Síntesis : Blogracho
Autor: William Strunk jr, 1918
Versión: Editorial Dino Audino, 2011 (Italiano)

4. NO USAR LA COMA ENTRE PROPOSICIONES INDEPENDIENTES

Si dos o más proposiciones independientes, que no están separadas por una conjunción, juntas forman un periodo complejo, el signo de puntuación más apropiado es el punto y coma:

                Los romances de Stevenson son divertidos; son llenos de aventuras emocionantes.

                Son casi las cinco y media; no vamos a estar en la ciudad antes de que oscurezca.

Los enunciados que forman los periodos precedentes podrían ser expresados en dos proposiciones independientes, poniendo un punto seguido en lugar del punto y coma:

                Los romances de Stevenson son divertidos. Son llenos de aventuras emocionantes.

                Son casi las cinco y media. No vamos a estar en la ciudad antes de que oscurezca.

Si la segunda preposición estuviese introducida por una conjunción, el signo de puntuación más apropiado sería la coma:

Los romances de Stevenson son divertidos, porque son llenos de aventuras emocionantes.

                Son casi las cinco y media, y no vamos a estar en la ciudad antes de que oscurezca.

Una comparación entre las tres formas muestra con claridad la superioridad de la primera construcción. Es, al menos en los ejemplos citados, mejor de la segunda, porque sugiere la relación estrecha que existe entre los enunciados[1]; y mejor de la tercera, porque es más corta y por eso más eficaz. Este simple ejercicio es uno de los instrumentos más útiles para conectar los enunciados. La relación entre las proposiciones, como en los ejemplos antes mencionados, es a menudo de causa-efecto.

En el caso que la segunda proposición sea introducida, en lugar de una conjunción, por un adverbio, como por lo tanto, también, entonces, por lo tanto o así, se requiere el empleo de un punto y coma.

Son admitidas dos excepciones. Si las proposiciones son muy breves y tienen una estructura similar, es consentido el uso de la coma:

                El hombre propone, Dios dispone.

                La puerta se abrió, el puente se bajó, el rastrillo se levantó.

En los ejemplos anteriores no subsiste alguna relación de causa-efecto entre los enunciados.

También en la siguiente expresión coloquial la coma es preferible al punto y coma.

                 Casi no lo reconocí, está tan cambiado.

Esta expresión, de todas formas, en el escrito es inapropiada, a menos que no se trate de una carta familiar o que el objetivo del escritor sea reproducir un diálogo al interno de un relato o de un drama.

NOTAS:

[1] A pesar de su potencia, el punto y coma es un signo en vía de extinción. En la prosa de los escritores contemporáneos es siempre más recurrente sustituir el punto y coma con el punto. Como demuestra Strunk, en cambio, el punto y coma tiene una función precisa. Se usa cuando se quiere mantener una  cierta continuidad entre los enunciados, como hemos visto, o cuando se quiere dar una idea de acúmulo y caos que no podría conseguirse con el punto. El punto separa, introduciendo un principio de orden: aislando las frases las pone en relievo, les da autonomía. El punto y coma en cambio las separa pero manteniéndolas enlazadas.

Es frecuente usar el punto y coma en las listas como separador, como sucede con la coma, pero en este caso se trata de listas complejas, donde cada elemento es compuesto de más palabras. Se puede decir, entonces, que al interno de un periodo el punto y coma realiza la misma función de la coma al interno de la frase: la coma separa los elementos de la frase (nombres, adjetivos, etc.), mientras el punto divide la proposición o las unidades más complejas. Entre los grupos  de frases separadas del punto y coma hay una fractura desde el punto de vista sintáctico, pero no del lógico, porque hay siempre un enlace entre aquello que está antes y aquello que está después de este signo.

Por último, usado como pausa-entonación, el punto y coma representa una pausa más breve del punto y más larga de la coma. ¿Pero de cuánto? ¿En qué posición, en la escala de las pausas, se encuentra entre la coma y el punto? Debido a la ambigüedad, el comportamiento del lector frente al punto y coma es de acelerarlo o ralentizarlo a su discreción.

ATENCIÓN: en el Capítulo 2: LAS INCIDENTALES DEBEN ESTAR ENCERRADAS ENTRE DOS COMAS, he hecho una correción importante.

Próximas publicaciones de The Elements of Style: martes y miércoles hasta terminar el libro.

10 thoughts on “THE ELEMENTS OF STYLE (William Strunk jr.) . Traducción al español – Parte 4

  1. Carmen Woolf 15 abril, 2015 / 16:53

    También usamos el punto y coma como indicador del núcleo de la frase. Es decir:tenemos una frase larga con pausas leves como la coma, y al final tenemos un punto y coma porque es, precisamente, al final donde está situado el núcleo de la frase

    Le gusta a 1 persona

  2. icástico 15 abril, 2015 / 13:11

    ¡Qué dificil es escribir bien! Como te siga leyendo me voy a retirar una temporada, hasta consolidar las enseñanzas.

    Me gusta

    • Blogracho 15 abril, 2015 / 13:28

      Noooo, no lo hagas. El mejor modo para “consolidar” es escribiendo. Además, falta la mejor parte de este libro – o por lo menos, la que yo prefiero.
      Saludos

      Me gusta

Conversa con este Blogracho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s