EL CÓDIGO DE SAINT-EXUPÉRY Y SU PRINCIPITO (III) – ¿POR QUÉ UN CORDERO?

Autor: Blogracho
Capítulo III: ¿POR QUÉ UN CORDERO?

El Pequeño Príncipe se sonroja, es un niño que no responde a las preguntas, pero con algunas se sonroja. “Y cuando se sonroja, significa sí, ¿verdad?” dice Antoine de Saint-Exupéry. Es una pincelada de acuarela en las mejillas, un toque de intimidad, impúdico y punzante que vale como una confirmación. (Prólogo del Principito)*

Y así fue que, con el libro entre mis manos y apenas en el prólogo, me encuentro con este Pequeño Príncipe y noto esa pincelada de acuarela en sus mejillas y me sonrojo.

También yo me sonrojo cuando algo me embaraza ¿sabes? De niño puede resultar divertido sentir ese fuego ligero quemarte las mejillas, pero de adulto, es vergonzoso embarazarse en ese modo.

También yo dibujaba cuando era pequeña ¿sabes? Hacía caricaturas. Y parecía que a los adultos les divertía verme dibujar, al menos hasta cuando les dije que quería ser una artista; en ese momento, y con la frente arrugada, me dijeron que los artistas en mí país solo pintaban las paredes de las casas, y que con este oficio no me alcanzaría para darle de comer a la familia, ni pasando un día. Entonces decidí que un día sería Presidente de la República; estaba segura de que con ese empleo daría de comer a todas las familias de mi país, y no solo a la mía; esta vez, con las arrugadas que les atravesaban la frente de una sien a la otra, escuché decirme – no te he educado para tragarte al pueblo como las anacondas, subida en un Mercedes y con corbata.

Fue así que, a la edad de seis años, yo también abandoné la posibilidad de una magnífica carrera como artista y de dar de comer a todas las familias de mi país, y no solo la mía.

Los grandes nunca entienden nada por sí solos y los niños se cansan de tener que explicarles cada vez todo.*

Sí. Yo también lo creo, Pequeño Príncipe. Cuánto nos parecemos los dos. Tú no respondes nunca a las preguntas y yo no me canso nunca de hacerlas…

¿Por qué un cordero? ¿Por qué no un conejo o un perro o un gato?

Ayer traté de dibujarme para que me conocieras. No tengo capa, ni vestido de princesa, pero tengo botas – a mí también me encantaban mis botas y ¡no me las quitaba nunca!… Me recordaban el Gato con Botas, y el Gato con Botas siempre me ha recordado el Gato sonriente de Alicia, de Cheshire, y viceversa. Sí, es extraño, pero es así que funciona mi memoria, haciendo asociaciones. Los gatos nunca se equivocan ¿sabes?

¿Te sentías solo en el desierto Pequeño Príncipe? – como Antoine y como yo…

A mí también me gustan los atardeceres; los dibujaba siempre.

Te muestro mi dibujo y me despido – un poco triste, ¿sabes? Ahora que sé que tú también te sentías solo, como Antoine y como yo, me siento triste.

Pero ya me he consolado: si existe la tristeza es porque hubo alegría o porque existe un afecto – como el tuyo por tu Rosa.

¿La amabas, verdad?

Lo sé porque vi como te sonrojabas.

Pero no te debes avergonzar, conmigo. Yo también me sonrojo, sobre todo cuando recuerdo a mi primer gran amor imposible.

¡Por eso me he dibujado sonriente y en un atardecer estrellado! Para ver si te consuelas, porque tú mejor que nadie sabes que uno siempre termina por consolarse*.

Blogracho1

Sí, mis atardeceres tienen estrellas; no porque las vea, sino porque las escucho. Y he querido ponerlas para que tú puedas ver tú atardecer cuarenta y cuatro con tantas estrellas que ríen, y para que sepas que yo también me he consolado y que, si lo que querías era jugarle una mala pasada a Antoine, ahora puedes estar más que satisfecho, porque también a mí me la has jugado. Cada vez que yo no miro al cielo y escucho esa multitud de cascabelitos que saben reír, yo también rio con tu risa, como Antoine.

 .

 *El Principito, Antoine de Saint-Exupéry

** Las aventuras de Alicia en el país de las Maravillas, Lewis Carroll

** El gato con botas, Giambattista Basile, Charles Perrault, Gianfrancesco Straparola

6 respuestas a “EL CÓDIGO DE SAINT-EXUPÉRY Y SU PRINCIPITO (III) – ¿POR QUÉ UN CORDERO?

  1. natalia 17 febrero, 2015 / 16:10

    Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    Le gusta a 1 persona

  2. DescodificadorMan 17 febrero, 2015 / 12:26

    Los sueños de los pequeños son regalos de la vida que los adultos no tienen derecho de destruir! Y los adultos tenemos el deber de tener sueños como los pequeños para ser buenos adultos!

    Le gusta a 1 persona

Conversa con este Blogracho

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s